Las tiendas comunitarias Diconsa ofrecen alimentos nutritivos, a buen precio y están en localidades alejadas. Si en tu región no existe una de éstas, tú puedes solicitarla, es fácil y será de gran ayuda.

Lo primero que tienes que hacer es reunirte con un grupo de vecinos y acudir al almacén rural Diconsa más cercano a tu población.

Allí van a entregarles un formato de apertura de tienda que deberán firmar por lo menos 15 jefes o jefas de familia.

En un plazo de 30 días naturales, Diconsa les dará una respuesta. Si ésta fue positiva, la empresa instalará la tienda y proveerá los productos.

No es necesario que cuenten con dinero para iniciar, pero sí con un local o casa donde se instalará el punto de venta.

Asimismo, los solicitantes integrarán el Comité de Abasto de la comunidad para nombrar un encargado y vigilar su buen funcionamiento.

¿En mi comunidad se puede?

El requisito para instalar una tienda comunitaria Diconsa es que las localidades sean consideradas de alta marginación, que tengan una población de entre 200 y 14 mil 999 habitantes y que no cuenten con un servicio suficiente y adecuado de abasto local

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *