Es muy probable que en tu casa o en tu comunidad sea fácil de encontrar una maceta, llantas que ya no sirvan o hasta un costal. Cualquiera de estos objetos será útil para que hagas tu propio cultivo.

Necesitarás tierra limpia, es decir, con la menor cantidad posible de hierbas. Si tú lo deseas podrás agregar composta para nutrirla. Para ello puedes utilizar cáscara de huevo o de frutas trituradas, o excremento de animales que solamente se alimenten de pastizal como son caballos, burros y chivos, por ejemplo.

Consigue papas con brotes y siémbralas a una profundidad aproximada de 12 centímetros, procurando que las ramitas del retoño queden hacia arriba. Justo ahora, durante la primavera, es la mejor época para que las papas crezcan grandes y hermosas. Sólo necesitarán que las siembres en fila, apartadas una de otra, al sol y con la humedad necesaria para crecer adecuadamente.

Deberás regar tu planta de 2 a 3 veces por semana solamente, pues el exceso de agua puede causar que se echen a perder.

Tendrás que esperar de 7 a 8 semanas (2 meses) para poder cultivarlas. Sabrás que están listas para su consumo cuando las hojas cambien a color amarillo.

¡Asegúrate de cubrir tus papas totalmente!

Siempre trata de cubrir muy bien las papas con la tierra, sin permitir que éstas se asomen a la superficie porque, de lo contrario, se tornarán de color verde y ya no podrás comerlas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *