Las mordeduras o picaduras de insectos pueden ocurrir en cualquier momento y producir no sólo mucho dolor, sino también alguna reacción alérgica complicada, dependiendo de cada persona.

También hay que saber que hay insectos que, aunque muerden, no inyectan veneno a los seres humanos, pero pueden transmitir enfermedades infecciosas por virus y bacterias.

Algunos de estos insectos pueden ser:

  • Mosquitos
  • Chinches
  • Garrapatas
  • Piojos

Las picaduras de estos animalitos suelen causar síntomas ligeros como hinchazón, enrojecimiento, picazón, ardor, e incluso una ligera sensación de hormigueo.

Para reducir las molestias, los especialistas recomiendan:

  • Lavar la zona afectada con agua y jabón.
  • Envolver un hielo en una tela delgada y ponerlo sobre la zona afectada por aproximadamente diez minutos, luego retirarlo por el mismo lapso y repetir las veces que sea necesario. Este método evitará que el veneno se extienda y ayudará a reducir el picor.
  • Toma un poco de bicarbonato de sodio, humedécelo y aplícalo sobre la picadura.

Por su parte, los animalitos que sí inyectan veneno al picar, como las abejas, avispas, arañas, alacranes o víboras, pueden llegar a causar graves daños en las personas, dependiendo si a quien pican es o no alérgico, la cantidad de veneno inyectada, entre otros factores.

Abejas

Si lo que te picó fue una abeja, retira el aguijón en caso de que aún esté enterrado en la piel.

De preferencia quítalo rascándote o con el borde plano de un cuchillo y no apretándolo, pues podrías expulsar aún más veneno.

Si no eres alérgico a la picadura, puedes tomar una pastilla de ibuprofeno o paracetamol para calmar el dolor. También puedes aplicar la mezcla de bicarbonato húmedo que mencionamos anteriormente. Por último, revisa que la picadura no se infecte al pasar los días.

Arañas

Las picaduras de araña son en su mayoría inofensivas y puedes detectarlas porque usualmente se forman ronchas rojas del tamaño de una moneda, que pueden picar y doler.

Sin embargo, hay dos tipos de araña que son de alto riesgo para los seres humanos: la viuda negra y la reclusa parda.

Si alguna de éstas te pica, localiza exactamente la mordedura, realiza un torniquete para evitar que el veneno se extienda y acude a emergencias de inmediato, pues tendrán que aplicarte un medicamente antiveneno.

Serpientes o alacranes

Por otra parte, las mordeduras de serpientes o alacranes pueden ser mortales, por lo que tu capacidad de reaccionar de manera adecuada ante esta situación puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte.

Sin duda, lo principal es llamar al 911 para solicitar atención médica de inmediato y, en lo que ésta llega, puedes lavar el área con agua y jabón, quitar cualquier elemento que pueda estar oprimiendo el área de la picadura y evita succionar el veneno, pues podrías infectar la herida.

¿Cómo detectar una reacción alérgica a una picadura?

  • Dificultad para respirar
  • Urticaria, que es cuando la piel se pone roja y da comezón, no sólo en el área de la picadura
  • Hinchazón en el rostro, garganta o boca
  • Dificultad para respirar o tragar saliva
  • Taquicardia
  • Mareos o baja presión

Si tienes alguno de estos síntomas es importante que acudas de inmediato a tu clínica, pues pueden ocasionar graves complicaciones, sobre todo si tus vías respiratorias se obstruyen.