Tener un huerto de zanahorias es más fácil de lo que imaginas: pueden sembrarse todo el año y crecen sin gran dificultad.

Además, son ricas en vitamina A, por lo que te ayudan a mejorar la vista. Comer zanahorias también ayuda a que tus dientes y encías se hagan más fuertes y, por si fuera poco, te permiten mejorar la digestión.

Aquí te decimos, paso a paso, cómo sembrar este vegetal. Lo puedes hacer directamente sobre el terreno o en un contenedor. Si eliges hacerlo en un recipiente, toma en cuenta que éste deber ser profundo, pues las zanahorias crecen hacia abajo.

1. Labra bien la tierra, rompe los terrones y elimina la maleza y los pedruscos para que las raíces puedan crecer con facilidad y sin deformarse.

2. Haz una hilera con pequeños hoyos de entre uno y dos centímetros de profundidad;

ahí colocarás las semillas. Como éstas son diminutas, las puedes mezclar con un poco de arena. Eso te permitirá ver cómo, dónde y cuánto estás sembrando.

3. Las nuevas plantitas empezarán a crecer en un lapso de 10 a 15 días.

4.Procura mantener la tierra fresca, aunque no saturada de agua. Para hacerlo, es mejor si usas una regadera.

5. Para asegurar una cosecha de calidad, las plantas deben quedar separadas de ocho a 10 centímetros unas de otras.

¿Cuándo estarán listas para comerse?

Las zanahorias se pueden consumir tiernas, es decir, cuando aún son muy pequeñas. Si prefieres,  puedes esperar a que crezcan un poco más.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *