Cuando te sientes enfermo, lo mejor que puedes hacer es visitar tu centro de salud para recibir atención inmediata.

Sin embargo, ante malestares sencillos como pesadez estomacal, alguna pequeña quemadura de sol o por agarrar cosas calientes, o incluso por estreñimiento, es posible actuar y tratarlos naturalmente, es decir, con remedios medicinales de uso común.

Por lo regular, cuando se ingieren alimentos con mucha grasa o cuando cenas pesado e inmediatamente te quieres dormir, se generan dolores estomacales. Esto es porque en el estómago no hay suficientes ácidos para procesar los alimentos.

Para ayudar al organismo basta  con una o dos cucharadas de vinagre de manzana; su sabor no es nada agradable, pero sin duda te ayudará a terminar con las molestias.

Otro problema gastrointestinal común en niños y adultos es el estreñimiento. Para evitarlo, es necesario que te acostumbres a beber mucha agua.

Si ya tienes la molestia encima, entonces mezcla la punta de una cuchara de bicarbonato con medio vaso de agua y bébelo. Si eso no funciona, acude a tu médico, para evitar alguna posible complicación.

Para aliviar náuseas o mareos, sólo basta con oler un poco de menta o lavanda, o bien, poner unos granitos de sal sobre tu lengua.

Plantas para curar tu piel

Para quemaduras simples, lava de inmediato la zona afectada con agua fría, corta un pedazo de aloe y aplica su gel en la lesión. También puedes cortar un pedazo de papa y poner su jugo sobre la quemadura.

Para reducir moretones, puedes usar árnica.

Para el pie de atleta, lava tus pies y remójalos en agua con vinagre. Repítelo al menos dos veces al día y verás que, en una semana, desaparecerá el ardor y la comezón.

Muchas de estas plantas son fáciles de conseguir en tu comunidad, ¡no dudes en usarlas! Recuerda que si las molestias no desaparecen, deberás acudir con el médico del centro de salud para que te valore y te dé el medicamento que requieras.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *