La primavera suele ser una excelente época para disfrutar de la naturaleza, pues los árboles dan frutos, las flores lo adornan todo y algunos animales, como las aves, aprovechan el buen clima para pasear y volar por doquier.

Construir un comedero de aves es muy fácil y económico, pues los materiales son reciclados, y ayuda a que distintos pajaritos puedan encontrar alimento más fácil.

Además, es una gran oportunidad para que estos animalitos se acerquen a nuestra casa, permitiendo que los niños los vean de cerca y aprendan a cuidar a la naturaleza que los rodea. ¡También podrás aprovechar para escuchar de cerca sus lindas melodías!

Te recomiendo hacer este comedero con la ayuda de tus niños -sólo ten cuidado con los bordes filosos de la lata, porque pueden cortar-, y enséñalos a poner las semillitas cada que sea necesario. Así, les enseñarás a ser responsables y los motivarás a cuidar su entorno.

Procura colgarlo en un árbol cerca de tu casa o en algún otro sitio que, de preferencia, esté techado. De este modo se protegerá de las lluvias y tanto la comida como el comedero durarán por mucho más tiempo.

Necesitaremos:

  • 1 lata vacía con la tapa cortada sólo hasta la mitad
  • 1 palo tan grueso como un lápiz nuevo
  • Un pedazo de cuerda, del tamaño que consideres adecuado
  • Tijeras
  • Mezcla de semillas

Instrucciones:

  1. Corta ambas tapas de la lata hasta la mitad y después corta la rebaba, para evitar que te cortes.
  2. Con mucho cuidado, dobla hacia adentro los dos extremos de la lata.

  3. Haz un agujero en el centro de cada tapa, como se muestra en la imagen.

  4. Por los agujeros que hiciste, pasa el palo a través de toda la lata y considera dejar un sobrante lo suficientemente grande para que los pájaros se puedan parar ahí.

  5. Haz dos orificios más en la parte superior de la lata, lo más parejos que puedas uno de otro.

  6. Pasa la cuerda y anúdala en cada orificio por dentro de la lata.