La vaquita marina es un mamífero marino, pariente de los delfines y originaria de los océanos mexicanos, que habita principalmente en la reserva de la biosfera del alto Golfo de California. Además, es uno de los animales de este tipo más pequeños del mundo, pues tan sólo mide cerca de 150 centímetros de largo y pesa alrededor de 50 kg.

Estos animales se caracterizan por ser muy tímidos y no saltar en la superficie del mar, como lo hacen los delfines, sino que simplemente sacan su cabeza del mar por unos segundos para respirar lentamente y luego desaparecen de manera rápida, por lo que es poco común ver a alguno con vida en su hábitat natural.

Sin embargo, esta especie se encuentra entre los animales con más alto riesgo de extinción, no sólo de nuestro país, sino de todo el mundo. En 1995 se tenían registradas a aproximadamente 600 vaquitas marinas en todo el mundo, pero en la actualidad, se sabe que quedan solamente cerca de 30. Esto quiere decir que en 20 años, la población de esta especie ha disminuido 72%.

Lo que ha puesto en riesgo a las vaquitas es la pesca ilegal de la totoaba, un pez mexicano que también está en peligro de extinción debido a que es muy valorado en el mercado asiático, donde se cree que su vejiga tiene propiedades medicinales milagrosas -las cuales no tienen ningún respaldo científico-.

La pesca masiva de totoabas se realiza con redes muy grandes que también atrapan y hacen daño a las vaquitas marinas, pues ambas especies suelen nadar juntas.

Los cambios y la contaminación que tiene el hábitat natural de las vaquitas marinas también representa una amenaza para ellas: la cantidad de alimento que encuentra en las aguas donde vive se ha reducido, así como la calidad y el nivel de nutrientes que contiene, pues cerca de esas zonas ha aumentado el uso de pesticidas y cloro.

Para salvar a esta especie, desde el 2015 se han puesto en marcha distintos programas de conservación, como la regulación de la pesca en las zonas donde vive la vaquita, la prohibición total de pesca con mallas en el alto Golfo de California, así como acuerdos entre China y México.

Nosotros podemos ayudar a proteger a la vaquita marina, al no apoyar ni ser parte de la pesca y al dejar de consumir los productos de totoaba, ya que es ilegal.

¿Sabías que…

Tan sólo en México se han extinguido 127 especies de animales en los últimos cien años y hay otros 2 mil 600 que están en riesgo de desaparecer? ¡Protejamos a nuestras especies mexicanas para que no desaparezcan!