La Bandera mexicana es uno de los símbolos patrios más significativos de nuestro país, pues con ella nos identificamos ante otras naciones. Sus colores, verde, blanco y rojo, y su Escudo Nacional plasmado en el centro la vuelven inconfundible y nos llenan de orgullo nacional.

El Día de la Bandera en México se celebra el 24 de febrero; se eligió ese día debido a que fue un día como ese, pero de 1821, cuando se proclamó el Plan de Iguala, que declaraba la Independencia de nuestro país.

Sin embargo, fue hasta 1940 cuando el presidente Lázaro Cárdenas declaró el 24 de febrero como la fecha oficial para el Día de la Bandera. A partir de ese día, cada año se honra a la bandera y a los héroes que dieron su vida luchando por ella.

Los tres colores que componen a la bandera rinden homenaje al cuerpo militar que existió entre 1820 y 1821 durante la Guerra de Independencia. A éste se le conocía como Ejército Trigarante y era liderado por Agustín de Iturbide.

Aunque la ley no le atribuye ningún significado en particular, popularmente se asocia a los colores de la bandera de la siguiente manera: el verde, que representa la Esperanza, el blanco la Unidad y el rojo, la sangre de los héroes nacionales.

Si por alguna circunstancia es necesario destruir alguna réplica de la bandera, deberá hacerse mediante la incineración, en un acto respetuoso y solemne.

El Escudo Nacional, un águila devorando una serpiente sobre un nopal, representa la leyenda en la que el dios Huitzilopoztli indicó a los mexicas dónde debían establecer su imperio. Fue diseñado originalmente por el artista Antonio Gómez, pero fue modificado en 1968 por Francisco Eppens Helguera y Pedro Moctezuma Díaz Infante.

Recientemente se llevó a cabo una investigación titulada “La flora del escudo nacional mexicano”, mediante la cual se concluyó que los laureles que aparecen en la bandera de nuestro país no existen realmente en la naturaleza.

En 2008 nuestra bandera ganó el concurso a la más bonita del mundo, organizado por el periódico español “20 Minutos”, con 901 mil 627 votos.

Para saludar a la bandera debe hacerse frente a ella, estar de pie, levantar el brazo derecho y colocar la mano derecha en el pecho, justo sobre el corazón. La mano debe estar abierta y la palma debe apuntar al piso.

La banda presidencial es considerada una presentación de la bandera y es el emblema del poder ejecutivo, por lo que sólo puede ser portada por el Presidente de la República.

En 2015 se colocó una asta bandera en Durango con una altura de 125 metros; fue designada como la octava más alta del mundo.