En esta temporada de cuaresma se intensifica nuestro consumo de pescados y mariscos, que en México sabemos cómo preparar de muchas deliciosas y variadas maneras.

Sin embargo, algunos establecimientos se aprovechan de la gran demanda de estos productos para elevar sus precios injustamente. Por eso, es importante conocer qué aspectos tomar en cuenta para que puedas disfrutar de  productos deliciosos y frescos, sin descuidar tu economía familiar.

¡Come rico y ahorra en esta temporada!

Cómo comprar sin pagar de más

  • Compra en comercios establecidos y verifica que cuenten con lo necesario para la correcta conservación de los productos, así tendrás mayor seguridad de que no dañarán tu salud.
  • Al momento de comprar, verifica que la información de los precios y las ofertas sea clara.
  • Asegúrate que las básculas marquen los kilos completos. Para esto, fíjate que las básculas de los establecimientos donde hagas tus compras cuenten con un holograma de calibración vigente.
  • Preferentemente consume los pescados y mariscos el mismo día que los compres, para que aproveches su frescura. Si te es complicado, pon mucho cuidado en cómo los conservas.
  • Comprar el pescado entero es la mejor manera de hacerlo rendir, pues puedes obtener filetes y preparar caldos con el resto del cuerpo.
  • Busca equilibrio de precio y calidad. Los productos del mar requieren muchos cuidados para que no se rompa la cadena de frío y pueda llegar en excelentes condiciones a los consumidores. Esto puede verse reflejado tanto en el precio, como en la calidad de los productos.
  • Recuerda que antes de realizar cualquier compra, es muy importante que compares precios y calidades en distintos establecimientos, así podrás estar más seguro de hacer una buena compra.
  • Busca las especies de pescados y mariscos que estén en temporada, pues serán mucho más económicas.
  • También puedes intentar con las múltiples recetas de cuaresma que no requieren carne de ningún tipo y son muy nutritivas y sabrosas.