En esta ocasión quiero hablarte de la importancia que tiene el consumir ajo y de cómo puedes mejorar tu salud y prevenir enfermedades con tan solo masticar dos ajos crudos cada día. Para aprovechar todas sus propiedades, después de pelar un diente de ajo debes dejarlo orear por aproximadamente 10 minutos, para que así aumenten sus efectos antibióticos.

¿Debo comerlo en ayunas?

Aunque hay opiniones divididas en cuanto a comerlo con el estómago vacío, muchas investigaciones recomiendan sí hacerlo a la primera hora del día, antes del desayuno, ya que al despertarnos es cuando las bacterias se encuentran más indefensas y es ahí cuando el efecto antibiótico actúa mejor. Es probable que al comer el ajo nuestro cuerpo experimente diferentes reacciones, como tos, sudor y náuseas, y por ello es recomendable tener cerca un vaso de agua para ayudar a quitar la sensación que pudiera producir el masticarlo.

Llevar una dieta saludable es muy importante para gozar de buena salud y para recuperarnos de una enfermedad con mayor facilidad. El ajo, aunque tiene muchos efectos curativos y nos puede ayudar a sanar y prevenir un sinfín de enfermedades, no debe considerarse como un alimento milagroso; por ello, es muy importante que acudamos con nuestro médico a que valore nuestra salud y nos revise ante una enfermedad.

5 beneficios del ajo

Aleja el resfriado

Al contener potentes propiedades antivirales nos ayuda a combatir las infecciones que provocan el resfriado. Lo puedes acompañar con tomate para que neutralice el fuerte olor del ajo.

Previene el cáncer

Según un estudio realizado por científicos chinos, comer dos dientes de ajo cada día ayuda a disminuir hasta en 50% las probabilidades de padecer cáncer de próstata, de colon y de estómago.

Reduce los niveles de colesterol

El ajo contiene alicina, una sustancia muy terapéutica para cuidar de nuestro sistema cardiovascular. Es tan efectiva, que consumir cada día un diente ajo natural puede reducir hasta 9% el colesterol malo.

Potencia tu sistema inmunitario

La alicina también  es capaz de eliminar las bacterias que se resisten a los antibióticos, lo que nos ayuda a mantener a nuestro cuerpo aún más saludable.

Previene el Alzheimer y la demencia

El ajo puede disminuir el riesgo de contraer estas enfermedades, ya que contiene antioxidantes que protegen el daño celular y el envejecimiento causado por los radicales libres.