Todos sabemos que el 10 de mayo es el día para festejar a mamá, pero ¿qué pasa con el Día del Padre?

Según la historia, desde la Edad Media ya se celebraba a la paternidad el día 19 de marzo, el día de San José. Sin embargo, la fiesta como la conocemos actualmente se originó a principios del siglo XX.

La celebración surgió cuando Sonora Dodd -una mujer que vivía en Washington, Estados Unidos- escuchó un sermón en la iglesia sobre el Día de las Madres y pensó que los padres también necesitaban una celebración, pues su papá, que había enviudado, los había criado a ella y a sus cinco hermanos.

Así inició una campaña para establecer ese día y, a partir del 19 de junio de 1910, se celebró el Día del Padre el tercer domingo de cada mes. Aún así, la fecha se declaró como una celebración oficial hasta 1972, por el presidente Richard Nixon.

En México, por influencia de Estados Unidos, la celebración comenzó a tener lugar en la década de los 50, también cada tercer domingo del mes de junio.

Ser padre en México

Aunque en nuestro país no hay mucha información acerca de cuántos varones se vuelven padres de familia cada año, se estima que 1.3 millones de papás tienen entre 15 y 24 años; 17 millones entre 25 y 59 años y que 2.5 millones son adultos mayores.

Además, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), ocho de cada 10 padres son económicamente activos, lo que significa que se encuentran trabajando o en busca de un empleo fijo para mantener a su familia.

Por otra parte, se ha registrado que ocho de cada 100 jefes de familia hablan alguna lengua indígena y que 25  de cada 100 se consideran indígenas.

¡A celebrar este día!

Muchos estudios han demostrado que una paternidad responsable y comprometida ayuda a que los niños tengan un desarrollo más saludable. Las relaciones entre un padre y sus hijos e hijas producen efectos profundos que duran de por vida, por lo que es importante procurar y trabajar una relación sana y amorosa.

En Doña Ofe celebramos este día a todos los padres que se preocupan por el bienestar y el futuro de sus hijos.