Vicente Fernández Gómez nació el 17 de febrero de 1940 en el pueblo de Huentitán el Alto,
Jalisco. Como su familia era muy humilde, Vicente comenzó a trabajar en distintos oficios desde que era muy pequeño, aunque él ya anhelaba poder ser un día como su gran ídolo: Pedro Infante.

Por eso, a los ocho años Vicente comenzó a tocar la guitarra y a cantar las canciones rancheras que escuchaba en el radio, y conforme fue creciendo fue combinando su trabajo diario con su gusto por la música, al cantar en algunos restaurantes.

A sus 21 años debutó en el programa de televisión “La Calandria Musical” y decidió que quería dedicarse de lleno a perseguir su sueño. Así, se mudó a la Ciudad de México y se unió por un tiempo al Mariachi Amanecer y al Mariachi Aguilar.

Después llegó a Televisa, donde conoció a Raúl Velasco, quien lo dio a conocer al público y, poco después, consiguió un contrato con la disquera CBS. Así, Vicente grabó en 1965 su primer álbum “El Fabuloso Vicente Fernández”.

Cuando ya era reconocido por su público como cantante, Vicente decidió probar suerte en el cine. Así, en 1974 protagonizó su primer gran éxito: “La Ley del Monte”, de la cual también grabó la música generando muchas ventas. Durante toda su carrera filmó más de 30 películas, proyectos en los que actuaba y cantaba.

En 1976 Vicente grabó “Volver, volver”, una canción que se convirtió en un himno y que rompió todos los récords de ventas e hizo famoso al cantante no sólo en México, sino también en Estados Unidos, Centro y Sudamérica. Fue entonces cuando se le empezó a conocer como “El Rey de la Música Ranchera”.

Su discografía está compuesta por más de 80 álbumes, entre los que se incluyen varios discos recopilatorios, grabaciones en vivo y homenajes a artistas como José Alfredo Jiménez y Agustín Lara.

Además, ha recibido numerosos e importantes premios, como el Billboard en 1991, 14 veces el Premio Lo Nuestro, una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, así como el Grammy al mejor álbum mexicano en 2010, por su disco “Necesito de ti”.

Vicente anunció que se retiraría de los escenarios debido a complicaciones de salud y por ello el 16 de abril de 2016 realizó un último concierto de despedida en el Estadio Azteca, ante más de 85 mil asistentes. Aún así, muchísimas de sus canciones se han vuelto parte ya de la cultura popular mexicana y sigue siendo reconocido por su gran entrega a su público y a su carrera.