En gran parte del mundo el huevo es un elemento indispensable para la alimentación, ya que es un alimento que contiene muchos de los nutrientes que requiere nuestro organismo, además de ser económico, nutritivo, fácil de transportar y también de conservar.

Nuestro país es uno de los principales consumidores de este alimento a nivel mundial. Tehuacán, en Puebla, y Tepatitlán, en Jalisco, son los principales productores.

Los mitos sobre el huevo

   1.  El huevo rojo es más nutritivo que el blanco

Falso: el color del cascarón se debe sólo al tipo de raza de gallina, pero sus nutrientes no cambian.

  2. Las yemas engordan y son malas para la salud

Falso: Aunque la energía y los nutrientes del huevo se concentran principalmente en su yema, ésta es mala para nuestra salud únicamente si se consume sin moderación, como ocurre con cualquier otro alimento.

  3.  El huevo nos hace enfermar por su alto contenido de colesterol

Falso: Expertos aseguran que el 80 por ciento del colesterol en nuestra sangre es producido por nosotros mismos y tiene relación con nuestro estilo de vida, nuestro estrés y la cantidad de ejercicio que hagamos. El colesterol que incluye el huevo está equilibrado, por lo que tendríamos que comer seis huevos diarios para que éste realmente afectara nuestra salud.

  4.  Los nutrientes del huevo son básicos para los humanos

Cierto: Sus proteínas, vitaminas, minerales, entre otros, ayudan al desarrollo y mantenimiento de todo el cuerpo, como músculos, órganos, piel, pelo, hormonas, huesos y tejidos. Además, si las mujeres embarazadas comen dos huevos diarios tienen menos probabilidades de tener bebés con problemas como espina bífida, labio leporino o paladar hendido.

  5.  El color de la yema tiene algo que ver con su calidad

Falso: Que el amarillo de la yema sea más claro y oscuro sólo significa que tiene más o menos carotenoides, unos pigmentos orgánicos que se encuentran de forma natural en las plantas que comieron las gallinas.

Consumir huevo puede traer grandes beneficios a tu salud, pues sus nutrientes también ayudan a regenerar las células del ojo, reduciendo el riesgo de cataratas u otros problemas visuales. ¡A disfrutarlo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *