Charles “Charlie” Spencer Chaplin nació en la ciudad de Londres, Inglaterra, el 16 de abril de 1889.

Su madre era cantante, pero un día en pleno espectáculo tuvo serios problemas con su voz, por lo que Charlie, de apenas cinco años, tuvo que salir al escenario a continuar entreteniendo al público. Así fue como inició su carrera artística.

Lamentablemente, como su padre sufría alcoholismo y su madre enfermó, Charlie y sus hermanos fueron enviados a vivir a un orfanato en el que la disciplina y los castigos eran muy severos. Aún así, Charlie siguió actuando en varios papeles infantiles.

A sus 19 años, y tras una larga trayectoria como cómico y actor, Charlie logró irse de gira con una famosa compañía de teatro y pantomimas. De esa manera fue como llegó a los Estados Unidos.

En ese país ya era muy exitoso el cine mudo, con pequeñas películas cómicas, así que cuando el director Mack Senett vio el talento de Charlie lo convenció de trabajar para él.

En 1914 se estrenó su primera película Ganándose la vida y también grabó 35 cortometrajes, en los que Charlie comenzó además a escribir y dirigir. El éxito de esas producciones fue tal, que al año siguiente el actor participó en 14 películas más.

Poco a poco fue construyendo al personaje de vagabundo que lo hizo leyenda: un hombre con bigote diminuto que usaba bastón, sombrero pequeño, pantalones anchos, chaqueta estrecha y zapatos grandes, un atuendo que ha logrado perdurar en la historia del cine.

En toda su trayectoria, Charlie participó en 81 películas oficiales. Entre las más famosas se encuentran El Inmigrante (1917), La quimera de oro (1925), Luces de la Ciudad (1931), Tiempos modernos (1936) y El Gran Dictador (1940).

La mayoría sus películas fueron mudas, aunque después a muchas se les agregó música de fondo. Además, todas, excepto una, fueron grabadas en blanco y negro.

Además de su exitosa carrera en el cine, Charlie también fue compositor de música, con temas como “Sonrisa” o “Candilejas”, canción por la cual recibió incluso un premio Óscar a mejor música original.

En 1977 la demencia senil que padecía ya había debilitado mucho su salud. Charlie falleció mientras dormía en la Navidad de ese año en su casa en Suiza y, actualmente, en Londres hay una estatua de tamaño real para recordarlo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *