Los corridos son expresiones musicales de la cultura popular mexicana que nacieron a mediados del siglo 18 y que narran acontecimientos, reales o ficticios, de

distintos periodos de la historia de nuestro país.
Estas expresiones fueron utilizadas durante mucho tiempo en México para divulgar noticias frescas sobre los acontecimientos importantes, gracias a la sencillez de su música y de sus letras. Así, durante la Revolución Mexicana se volvieron muy populares para contar con lujo de

detalle las historias de los héroes revolucionarios.
En La Cucaracha, por ejemplo, se dice que podría ha- blarse de un incidente que tuvo Francisco Villa al pisar una fogata escondida que le dificultó caminar; por su parte, La Adelita cuenta la historia de Adela Velarde Pérez, una famosa mujer que se desempeñaba como asistente de urgencias en el pelotón de la División del Norte durante la Revolución; mientras que El barzón, narra la situación injusta que vivían los campesinos sometidos al abuso de sus patrones dueños de la tierra.

Lamentablemente, con la llegada de la radio y la televisión, el corrido perdió importancia como método informativo y pasó a ser parte del folclor mexicano, al ser adoptado por nuevos grupos sociales, como trabajadores del campo, emigrantes o incluso delincuentes.

Algunos de los intérpretes más conocidos en este género son Amparo Ochoa, Cuco Sánchez, Vicente Fernández o José Alfredo Jiménez, aunque también agrupaciones como Los Tigres del Norte han popularizado corridos, con temáticas más actuales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *