Al donar órganos permitimos que alguien más reciba de nuevo la esperanza de vivir.

La donación de órganos consiste en tomar órganos y tejidos sanos de una persona para trasplantarlos en otra que está enferma y que ya no tiene otra alternativa para recuperar su salud.

Realizar algún trasplante sólo es posible gracias a la voluntad de las personas que dan su aprobación para donar sus órganos a alguien más, lo cual puede ser cuando el donante fallece, pero también ocurre aún estando en vida.

En nuestro país, la Ley General de Salud indica que todos los mexicanos somos donadores de órganos, por lo que, si queremos que nuestros órganos sean donados luego de que muramos, debemos avisarlo a nuestra familia para que ellos puedan dar su consentimiento a las autoridades y que ese momento no sea tan doloroso para ellos.

¿Cuáles son los tipos de donación que hay?

EN VIDA

Luego de pasar una serie de estudios médicos y psicológicos, las personas entre 18 y 65 años de edad pueden donar:

• Un riñón
• Un fragmento de pulmón o de hígado • Médula ósea
• Hueso
• Células Madre
• Placenta
• Intestino
• Páncreas
También deben cumplir con requisitos como: tener compatibilidad con la persona que recibirá el órgano, recibir la información completa sobre los riesgos y las consecuencias de la operación, así como dar su consentimiento por escrito.

DESPUÉS DE LA MUERTE

Los pacientes entre dos y 70 años que hayan tenido muerte cerebral, pueden ser donadores de estos órganos:

• Corazón
• Intestino • Tendones • Hígado
• Córneas
• Piel
• Vasos sanguíneos
• Pulmones
• Ligamentos
• Páncreas
• Huesos

Quienes mueren por un paro cardiaco pueden donar:

• Córneas
• Piel
• Huesos
• Ligamentos
• Tendones
• Válvulas
• Vasos sanguíneos

En ambos casos, primero se realizan estudios para asegurarse que los órganos o tejidos están sanos y serán compatibles con quien lo vaya a recibir. La familia del donador siempre debe recibir la orientación necesaria sobre todos los procesos y trámites que haya que realizar.

¿Cuáles son los efectos de donar en vida?

Muchos institutos de Salud en Estados Unidos hacen estudios para conocer cómo es la vida de aquellos que donaron algún órgano y, hasta ahora, todos han demostrado que los donantes gozan de buena salud aún a largo plazo.

La importancia de donar

En nuestro país hay mucha desinformación sobre la donación de órganos. Cuando una persona muere, sus familiares suelen sentir que donar sus órganos sería una falta de respeto o, incluso, que puede ir en contra de su religión.

Al respecto, es importante aclarar que la Iglesia Católica, por ejemplo, respalda la donación de órganos dentro de un contexto apropiado, considerándola como un “acto noble y meritorio”, siempre y cuando exista consentimiento por parte del donante.

Finalmente, si una persona decide ser donadora de órganos -en vida o al fallecer- su decisión debe ser respetada y debe estar bien informada, para estar segura que es lo que desea hacer.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *