Category: Hogar

Renueva tu piel

ImagenesWeb-09

Con las bajas temperaturas nuestra piel se deshidrata mucho más rápido, causando que haya más células muertas y resequedad. Esto le da una apariencia sin brillo y la hace sentir acartonada.

Para evitar esto, se recomienda exfoliar la piel de manera natural y, para ello, a continuación encontrarás algunos exfoliantes caseros que puedes preparar con ingredientes básicos para tener una piel sana y luminosa:

Exfoliante de café

El café tiene propiedades antiinflamatorias y ayuda a la producción de colágeno, por lo que deja una piel con un aspecto fresco y limpio.

Ingredientes:

3 cucharadas de café molido
1 cucharada del aceite que prefieras
1 cucharada de azúcar

Preparación:

Mezcla el café con el azúcar y poco a poco agrega el aceite.

Modo de uso:

– Pon la mezcla sobre tu rostro y masajea firmemente en círculos.
– Luego enjuaga con agua tibia.
– Al terminar, puedes refrigerar la mezcla y volver a usarla después.

 

Exfoliante de avena y miel

Como la miel tiene muchas propiedades antisépticas y cicatrizantes, esta mascarilla te ayudará a evitar infecciones, nutrir tu piel, darle elasticidad, hidratarla y regular el pH.

Ingredientes:

2 cucharadas de granos de avena
2 cucharadas de miel

Preparación:

Primero mezcla ambos ingredientes con una cuchara y deja reposar por 20 minutos. Luego mezcla de nuevo, hasta conseguir una pasta bien incorporada.

Modo de uso:

Antes de dormir lava bien tu cara y aplica la mezcla en tu rostro con movimientos profundos y circulares. Deja actuar por unos 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

 

El frío también reseca mucho nuestros labios, causando una apariencia seca y agrietada. Evítalo con este exfoliante:

Ingredientes:

1 cucharadita de miel
1 cucharadita de bicarbonato de sodio

Preparación:

Mezcla ambas y revuelve hasta tener una pastita.

Modo de uso:

– Aplica en los labios tallando suavemente. Luego deja actuar por unos minutos.

– Retira con agua tibia y aplica un poco de crema hidratante o bálsamo labial.

Cuida tu piel del frío

ImagenesWeb-08
Durante esta época invernal, donde las temperaturas pueden llegar a ser muy bajas en algunos estados del país, no solo aumentan las enfermedades de las vías respiratorias, sino que también hay mayores problemas en la piel.

El padecimiento más común en esta época es la sequedad extrema de la piel, ya que las temperaturas frías vuelven más lenta la reproducción celular, además que reducen la humedad del ambiente y ocasionan que se evapore el agua que de manera natural contiene nuestra dermis.

Además, el ambiente sueñe estar más contaminado debido al humo de las calefacciones, fogatas o fuegos artificiales, lo que causa que la piel se ensucie más, se tapen los poros y se reduzca la oxigenación.

También es frecuente que al cambiar bruscamente de temperatura (por ejemplo, al estar calientitos dentro de nuestra casa y salir al frío del exterior) nuestros vasitos se contraigan y dilaten de forma brusca, causando que algunos se rompan y esto nos pueda causar enrojecimientos en el rostro.

Para cuidar y proteger nuestra piel en esta época, sigue estos consejos:

  1. Bebe jugo verde, pues además de estar tomando una enorme fuente de vitaminas, le darás mucha iluminación a tu piel.
  2. Bebe mucha agua, para que la hidratación comience desde el interior.
  3. Por el día aplica una crema hidratante, de preferencia que contenga protección solar, pues los rayos UV son dañinos aún en invierno.
  4. La nariz, los pómulos y el contorno de ojos son las zonas más frágiles, pues su piel es muy sensible, por lo que también es recomendable usar bufandas o cubre bocas que protejan esta área en la medida de lo posible.
  5. También los labios suelen secarse y partirse rápidamente con el frío, por lo que te recomiendo aplicar un bálsamo o aceite hidratante varias veces al día.
  6. Protege tus manos usando guantes y aplica crema humectante con frecuencia, ya que, como las exponemos mucho al agua y al jabón, se resecan con mayor rapidez.