Category: Secciones

Ensalada de papas cambray

Esta guarnición es muy fácil de hacer e ideal para acompañar cualquier tipo de platillo, pues combina muy bien con todo. ¡Les gustará a chicos y grandes!

Ingredentes:

250 gr. de papas cambray rojas
150 gr. de papas cambray blancas
2 ramas de apio
1/2 taza de yogur natural sin azúcar
2 cdas. de crema
1 cda. de mayonesa
1 diente de ajo
1/2 taza de cacahuates
3 cdas. cebollín
Sal y pimienta

Preparación:

  • Hierve las papas en agua caliente y una cucharadita de sal, hasta que estén tiernas.
  • Retira las papas del agua caliente y, de inmediato, colócalas en agua fría para que no sigan cociéndose. Escúrrelas y reserva.
  • Licúa el yogur, la crema, mayonesa, el diente de ajo asado, los cachuates tostados, además de sal y pimienta agusto.
  • Cuando esté ese aderezo, añade el cebollín picado y mezcla.
  • Coloca las papas en un recipiente, mezcla con el aderezo y el apio.
  • Revisa su sazón y sirve.

¡A disfrutar!

Ceviche de lentejas

Esta deliciosa receta es rica en fibra y hierro, además de tener pocas calorías. ¡Te encantará esta manera original de preparar las lentejas!

Ingredientes:

1 taza de jitomate picado
1 taza de cebolla picada
1 chile jalapeño
2 tazas de lentejas cocidas
2 cdas. de cilantro
1/4 taza de jícama picada
Limones
Sal y pimienta

Preparación:

  • Coloca el jugo de varios limones a la cebolla, deja remojar un rato y agrega un poco de sal.
  • En un recipiente mezcla la cebolla, el jitomate, el cilantro, el jalapeño picado en cuadritos finos, las lentejas y la jícama.
  • Agrega más jugo de limón, dependiendo del gusto de tu familia.
  • Añade sal y pimienta al gusto
  • Deja reposar una media hora, para que todos los sabores se integren bien.
  • Sirve y acompaña con tostadas o galletas saladas.

¡Buen provecho!

Donar órganos es obsequiar vida

Al donar órganos permitimos que alguien más reciba de nuevo la esperanza de vivir.

La donación de órganos consiste en tomar órganos y tejidos sanos de una persona para trasplantarlos en otra que está enferma y que ya no tiene otra alternativa para recuperar su salud.

Realizar algún trasplante sólo es posible gracias a la voluntad de las personas que dan su aprobación para donar sus órganos a alguien más, lo cual puede ser cuando el donante fallece, pero también ocurre aún estando en vida.

En nuestro país, la Ley General de Salud indica que todos los mexicanos somos donadores de órganos, por lo que, si queremos que nuestros órganos sean donados luego de que muramos, debemos avisarlo a nuestra familia para que ellos puedan dar su consentimiento a las autoridades y que ese momento no sea tan doloroso para ellos.

¿Cuáles son los tipos de donación que hay?

EN VIDA

Luego de pasar una serie de estudios médicos y psicológicos, las personas entre 18 y 65 años de edad pueden donar:

• Un riñón
• Un fragmento de pulmón o de hígado • Médula ósea
• Hueso
• Células Madre
• Placenta
• Intestino
• Páncreas
También deben cumplir con requisitos como: tener compatibilidad con la persona que recibirá el órgano, recibir la información completa sobre los riesgos y las consecuencias de la operación, así como dar su consentimiento por escrito.

DESPUÉS DE LA MUERTE

Los pacientes entre dos y 70 años que hayan tenido muerte cerebral, pueden ser donadores de estos órganos:

• Corazón
• Intestino • Tendones • Hígado
• Córneas
• Piel
• Vasos sanguíneos
• Pulmones
• Ligamentos
• Páncreas
• Huesos

Quienes mueren por un paro cardiaco pueden donar:

• Córneas
• Piel
• Huesos
• Ligamentos
• Tendones
• Válvulas
• Vasos sanguíneos

En ambos casos, primero se realizan estudios para asegurarse que los órganos o tejidos están sanos y serán compatibles con quien lo vaya a recibir. La familia del donador siempre debe recibir la orientación necesaria sobre todos los procesos y trámites que haya que realizar.

¿Cuáles son los efectos de donar en vida?

Muchos institutos de Salud en Estados Unidos hacen estudios para conocer cómo es la vida de aquellos que donaron algún órgano y, hasta ahora, todos han demostrado que los donantes gozan de buena salud aún a largo plazo.

La importancia de donar

En nuestro país hay mucha desinformación sobre la donación de órganos. Cuando una persona muere, sus familiares suelen sentir que donar sus órganos sería una falta de respeto o, incluso, que puede ir en contra de su religión.

Al respecto, es importante aclarar que la Iglesia Católica, por ejemplo, respalda la donación de órganos dentro de un contexto apropiado, considerándola como un “acto noble y meritorio”, siempre y cuando exista consentimiento por parte del donante.

Finalmente, si una persona decide ser donadora de órganos -en vida o al fallecer- su decisión debe ser respetada y debe estar bien informada, para estar segura que es lo que desea hacer.

¿Cuáles son los alimentos con más proteínas?

Las proteínas son esenciales para nuestro cuerpo. Conoce qué alimentos las incluyen y agrega variedad a tus comidas diarias.

Las proteínas, junto con las grasas y los carbohidratos forman parte de los macronutrientes esenciales para el correcto funcionamiento y desarrollo del cuerpo humano.

Gracias a las proteínas, nuestro cuerpo logra fortalecer los huesos y músculos, reforzar el sistema inmunológico, tener energía, regular la actividad y la función de las células, generar y reparar tejidos, así como formar los jugos digestivos, las hormonas, la hemoglobina, enzimas y vitaminas.

Por este motivo es muy importante llevar una dieta rica en proteínas, pero ¡no te preocupes! no solamente puedes encontrarlas en los alimentos de origen animal, sino también en algunos granos y semillas.

AQUÍ TE DEJAMOS DÓNDE PUEDES ENCONTRAR MAYOR CANTIDAD DE ESTE NUTRIENTE:

Huevo: Aporta cerca de 13 gramos por unidad, sin embargo, también contiene colesterol y grasas, por lo que debe consumirse con moderación.

Atún: Cuando viene en lata, ya sea en aceite o en agua, contiene cerca de 12 gramos de proteínas.

Pollo: La pechuga aporta 22 gramos de proteína por cada 100 gramos de carne. Cuando es cocinada a la plancha contiene pocas calorías, por lo que ayuda a bajar de peso.

Cacahuates y pistaches: De los frutos secos, el cacahuate es el más rico en proteínas, pues por cada 100 gramos, aporta 24 de proteínas. Mientras tanto, el pistache aporta 19 gramos.

Soya: Por cada 100 gramos de soya hay casi 37 de proteínas. No por nada la carne de soya es un sustituto perfecto para quienes no quieren consumir alimentos de origen animal.

Gelatina: Como es una sustancia de origen animal que se extrae de pieles, huesos y otros tejidos, está conformada casi en su totalidad (84%) por proteínas.

Así que ahora que lo sabes, no olvides incluir proteínas en tu dieta diaria, procurando variar los alimentos que la contienen, para que puedas aprovechar los diversos nutrientes que todos ellos te ofrecen.

El último emperador de los aztecas

Reconocido como un hombre valiente y decidido, Cuauhtémoc defendió al imperio azteca hasta su último día.

Cuando en 1521 las tropas españolas, bajo las órdenes de Hernán Cortés, lanzaron su último ataque contra Tenochtitlán, sabían que se enfrentaban a un monarca valiente y con mucho carácter: Cuauhtémoc (águila que cae).

A sus 15 años Cuauhtémoc ya había completado su educación militar y pronto se destacó como combatiente, liderando los ejércitos de Moctezuma en diversas campañas, por lo que recibió el mando militar en Tlatelolco.

Cuando tenía 25 años fue nombrado emperador, luego de que Moctezuma falleciera. Rápidamente impresionó a todos por ser muy dedicado a su labor y por imponer miedo y respeto tanto entre sus cercanos como entre sus enemigos.

Lo primero que hizo como emperador fue preparar todo para atacar a las tropas de Cortés, que llevaba un ejército con cerca de 900 españoles y 150 mil aliados. Así, mandó hacer la recolección de armas y víveres, además de acercarse a los tarascos y tlaxcaltecas, sus grandes enemigos, para

pedirles que se unieran a ellos y juntos luchar contra los extranjeros.

Cuando Cortés y sus hombres se acercaron a la ciudad, Cuauhtémoc rechazó todas las ofertas de rendirse, e incluso mandó asesinar a dos hijos de Moctezuma que apoyaban esa negociación.

Luego, cuando las tropas españolas llegaron, Cuauhtémoc y sus hombres rápidamente se vieron rodeados por ellas, así que escaparon a Tlatelolco, donde muy pronto comenzaron a padecer por falta de agua y comida, debilitando al imperio.

A finales de julio de 1521, Tenochtitlán ya estaba totalmente tomada por los españoles. Sus templos habían sido destrozados y ya habían muerto muchos aztecas, pero Cuauhtémoc se resistía a rendirse.

Fue hasta mediados de agosto cuando los españoles atacaron Tlatelolco y, aunque trató de escapar, Cuauhtémoc fue tomado preso. Muchos testimonios aseguran que en varias ocasiones fue torturado para que revelara dónde se ocultaba el oro, pero siempre se negó a decirlo.

Luego, fue llevado a una expedición española a lo que ahora es Honduras y, tras el rumor de que conspiraba contra Cortés, Cuauhtémoc fue ahorcado el 28 de febrero de 1525.

Cómo hacer un tapete ¡de trapos!

 

En esta temporada invernal es cuando menos se recomienda pisar descalzos el piso helado, y mucho menos al salir de bañarnos. Por ello, a continuación te comparto esta sencilla manera de hacer tu propio tapete de baño, reciclando algunas toallas o playeras viejas que puedas tener en casa.

Materiales:

Tres toallas (o las playeras que sean necesarias)

Tijeras

Hilo

Aguja

Procedimiento:

  1. Corta cada toalla en tiras de 2cm de ancho. Para hacer un tapete mediano necesitarás 13 tiras, pero puedes hacerlo tan grande como desees.
  2. Toma tres tiras y cóselas por la punta.
  3. Haz una trenza y, cuando llegues hasta abajo, continúa la trenza con otras tres tiras. Sigue haciendo la trenza hasta tener una muy larga.
  4. Enrolla la trenza completa como formando una espiral, lo más apretada que puedas. Si quieres, puedes ir cosiendo algunas puntadas conforme vayas formando el círculo, para asegurarte que quede bien fijo.
  5. Cuando llegues al final de la trenza cose la punta del tapete y remata muy bien.

Ahora tendrás un tapete para decorar tu baño, que además será muy absorbente y evitará que pises el frío helado. ¿Verdad que fue muy sencillo?

 

Tómate un cafecito

ImagenesWeb-10

Muchas personas no pueden iniciar su día sin beber su tradicional taza de café, pero ¿sabes qué beneficios le aporta a nuestro cuerpo?

Seguramente tú o alguna persona que conoces no puede arrancar bien su día sin antes beber una taza de café. Pero, ¿sabes de dónde viene y todos los beneficios que nos brinda?

Lo que conocemos como café son los granos obtenidos de unas plantas tropicales llamadas cafetos, los cuales se tuestan y muelen para preparar una infusión, que es la que bebemos de muchas maneras distintas.

La historia del café tiene su origen hace muchísimos años, cuando los árabes y turcos lo llevaron a Europa en el siglo XV. Luego llegó a nuestro país, traído a Córdoba, Veracruz, desde Cuba, donde se adaptó rápidamente al suelo y al clima.

Actualmente, los estados de nuestro país que se reconocen como los principales productores de café son Chiapas, Oaxaca y Veracruz, gracias a que su clima le otorga una mejor calidad.

Existen más de cien especies de cafetos, pero son dos las más usadas para la preparación de la bebida: la arábica, la más popular y de sabor más dulce; y la robusta, principalmente usada para hacer café soluble, con un sabor más fuerte y amargo.
¿ES BUENO BEBER CAFÉ POR LA MAÑANA?

El café contiene cafeína, un compuesto químico natural que estimula el sistema nervioso central y, en dosis moderadas, aumenta el estado de alerta y reduce la sensación de somnolencia. Además, es rico en antioxidantes.

Esto puede ser benéfico para ayudarnos a empezar el día con mayor energía o a lograr una mayor concentración, sin embargo, si no se tiene cuidado puede generar adicción y puede ocasionar mayor ansiedad o insomnio, o incluso problemas cardiovasculares, gastritis y colitis o complicaciones en el embarazo.

Como sus efectos son contradictorios, pues tiene efec- tos tanto positivos como negativos, lo más recomendable es beberlo con moderación. Además, varios estudios han demostrado que lo mejor es tomarlo entre las 10 y las 12 de la mañana y no inmediatamente al despertar, para evitar que el cuerpo deje de producir sus hormonas naturales, y entre las 2 y las 5 de la tarde, para no tener problemas para conciliar el sueño por la noche.

Toma en cuenta que los expertos recomiendan que los adultos beban hasta dos tazas de café al día, excepto las mujeres embarazadas, para quienes se recomienda sólo una.

¿QUÉ OTROS USOS SE LE DA AL CAFÉ?

Luego de prepararte una deliciosa bebida, puedes aprovechar los restos de café para darles algún otro uso en tu hogar. Aquí te doy algunas ideas:

CUIDA TU JARDÍN: Úsalo como composta para tu huerto casero, añadiéndolo directamente sobre la tierra de tus plantas, como zanahorias o rábanos. También te ayudará a repeler a las hormigas. ABSORBE MALOS OLORES: Coloca dentro de tu refrigerador un plato con algunos granos de café sin usar y déjalo ahí por un par de días. ACABA CON LAS PULGAS: Si tu mascota tiene este problema, frota granos de café usados y mojados en su pelaje después de bañarlo.

¡MÚLTIPLES MANERAS DE PREPARARLO!

El café se puede disfrutar de muchas maneras, dependiendo del gusto de quien lo consuma. Algunas de las maneras más comunes son:

Expreso: Una preparación de origen italiano, que consiste en preparar una pequeña cantidad (30ml) en una taza pequeña con una característica capa de crema en su superficie debido a la presión. Tiene un aroma y un sabor intenso.

Americano: Es un café expreso diluido en agua caliente, para que tenga un sabor menos concentrado.

Capuchino: También es una preparación italiana, en la que a un café expreso se le agrega leche con espuma. Se sirve en una taza grande y el café, la leche y la espuma deben servirse en partes iguales.

Café de olla: Orgullosamente mexicano, se le conoce así porque se prepara en ollas de barro mezclando café, canela y piloncillo, lo que le da un aroma y un sabor tan dulce como delicioso.

Lechero: Originario de Veracruz, consiste en servir la mitad de un vaso con un café muy cargado y la otra mitad con leche hirviendo.

Renueva tu piel

ImagenesWeb-09

Con las bajas temperaturas nuestra piel se deshidrata mucho más rápido, causando que haya más células muertas y resequedad. Esto le da una apariencia sin brillo y la hace sentir acartonada.

Para evitar esto, se recomienda exfoliar la piel de manera natural y, para ello, a continuación encontrarás algunos exfoliantes caseros que puedes preparar con ingredientes básicos para tener una piel sana y luminosa:

Exfoliante de café

El café tiene propiedades antiinflamatorias y ayuda a la producción de colágeno, por lo que deja una piel con un aspecto fresco y limpio.

Ingredientes:

3 cucharadas de café molido
1 cucharada del aceite que prefieras
1 cucharada de azúcar

Preparación:

Mezcla el café con el azúcar y poco a poco agrega el aceite.

Modo de uso:

– Pon la mezcla sobre tu rostro y masajea firmemente en círculos.
– Luego enjuaga con agua tibia.
– Al terminar, puedes refrigerar la mezcla y volver a usarla después.

 

Exfoliante de avena y miel

Como la miel tiene muchas propiedades antisépticas y cicatrizantes, esta mascarilla te ayudará a evitar infecciones, nutrir tu piel, darle elasticidad, hidratarla y regular el pH.

Ingredientes:

2 cucharadas de granos de avena
2 cucharadas de miel

Preparación:

Primero mezcla ambos ingredientes con una cuchara y deja reposar por 20 minutos. Luego mezcla de nuevo, hasta conseguir una pasta bien incorporada.

Modo de uso:

Antes de dormir lava bien tu cara y aplica la mezcla en tu rostro con movimientos profundos y circulares. Deja actuar por unos 20 minutos y enjuaga con agua tibia.

 

El frío también reseca mucho nuestros labios, causando una apariencia seca y agrietada. Evítalo con este exfoliante:

Ingredientes:

1 cucharadita de miel
1 cucharadita de bicarbonato de sodio

Preparación:

Mezcla ambas y revuelve hasta tener una pastita.

Modo de uso:

– Aplica en los labios tallando suavemente. Luego deja actuar por unos minutos.

– Retira con agua tibia y aplica un poco de crema hidratante o bálsamo labial.

Cuida tu piel del frío

ImagenesWeb-08
Durante esta época invernal, donde las temperaturas pueden llegar a ser muy bajas en algunos estados del país, no solo aumentan las enfermedades de las vías respiratorias, sino que también hay mayores problemas en la piel.

El padecimiento más común en esta época es la sequedad extrema de la piel, ya que las temperaturas frías vuelven más lenta la reproducción celular, además que reducen la humedad del ambiente y ocasionan que se evapore el agua que de manera natural contiene nuestra dermis.

Además, el ambiente sueñe estar más contaminado debido al humo de las calefacciones, fogatas o fuegos artificiales, lo que causa que la piel se ensucie más, se tapen los poros y se reduzca la oxigenación.

También es frecuente que al cambiar bruscamente de temperatura (por ejemplo, al estar calientitos dentro de nuestra casa y salir al frío del exterior) nuestros vasitos se contraigan y dilaten de forma brusca, causando que algunos se rompan y esto nos pueda causar enrojecimientos en el rostro.

Para cuidar y proteger nuestra piel en esta época, sigue estos consejos:

  1. Bebe jugo verde, pues además de estar tomando una enorme fuente de vitaminas, le darás mucha iluminación a tu piel.
  2. Bebe mucha agua, para que la hidratación comience desde el interior.
  3. Por el día aplica una crema hidratante, de preferencia que contenga protección solar, pues los rayos UV son dañinos aún en invierno.
  4. La nariz, los pómulos y el contorno de ojos son las zonas más frágiles, pues su piel es muy sensible, por lo que también es recomendable usar bufandas o cubre bocas que protejan esta área en la medida de lo posible.
  5. También los labios suelen secarse y partirse rápidamente con el frío, por lo que te recomiendo aplicar un bálsamo o aceite hidratante varias veces al día.
  6. Protege tus manos usando guantes y aplica crema humectante con frecuencia, ya que, como las exponemos mucho al agua y al jabón, se resecan con mayor rapidez.

Cuarón lleva el orgullo mexicano a todo el mundo.

ImagenesWeb-07

Alfonso Cuarón Orozco nació el 28 de noviembre de 1961 en la Ciudad de México, y a los 12 años le fue obsequiada su primera cámara, con la que empezó a grabar todo lo que se le cruzaba.

En varias ocasiones, Cuarón ha recordado que su madre fue quien lo acercó al cine, pues cuando era apenas un niño le hablaba de grandes directores, como Francis Ford Coppola o Steven Spielberg, le prestaba libros de la historia del cine o lo llevaba a los cineclubs que existían en la ciudad en esa época.

Así, cuando fue el momento de elegir una carrera Alfonso ya estaba convencido de que quería estudiar cine y así fue como entró al Centro Universitario de Estudios Cinematográficos (CUEC) en la UNAM, donde conoció a Emmanuel Lubezki, quien estudiaba ahí y se volvería el director de fotografía de varios de sus proyectos. Como parte de sus inicios como director y guionista, Alfonso hizo seis episodios de la serie de terror “La Hora Marcada”. Luego, en 1991 escribió y dirigió su primera película “Sólo con tu pareja”, con la que fue reconocido e invitado a trabajar en Estados Unidos.

SU LLEGADA A HOLLYWOOD

En 2001 Alfonso volvió a México para grabar “Y tu mamá también”, protagonizada por Gael García y Diego Luna, con la que Alfonso y su hermano Carlos, también cineasta, fueron nominados por primera vez al Óscar por mejor guión.

En 2004 dirigió la película de “Harry Potter y el Prisionero de Azkabán” y en 2014 recibió el Globo de Oro y el Óscar a mejor director por su película “Gravedad”, una película de ciencia ficción protagonizada por George Clooney y Sandra Bullock.

Recientemente Alfonso estrenó su película “Roma”, una historia inspirada en su infancia y en la mujer que lo cuidó en esos años. Este filme ha recibido aplausos en todo el mundo y le ha otorgado el reconocimiento de grandes festivales de cine y expertos internacionales.

Así, una vez más Alfonso ha llevado el nombre de México en alto, demostrando la calidad y la belleza que somos capaces de crear.