Category: Secciones

Croquetas de zanahoria empanizadas

ImagenesWeb-06

Una manera totalmente nueva de disfrutar de todos los nutrientes que tiene la zanahoria. ¡Y son deliciosas!

Tiempo de preparación: 30 minutos
Tiempo de cocción: 30 minutos
Rinde: 4 porciones

Ingredientes:

4 zanahoritas ralladas
1/4 cebolla
2 cdas. de perejil
1 yema de huevo
3 cdas. de avena molida
1 taza de leche
Aceite
1 taza de harina
1 taza de pan molido
Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Pica finamente la cebolla, sofríela y agrega la zanahoria picada, cocina por 5 minutos.
  2. Agrega la avena y cocina por 5 minutos más, moviendo constantemente.
  3. Añade la taza de leche, así como sal y pimienta al gusto. Deja cocinar por 10 minutos, sin dejar de mover.
  4. Retira la mezcla del fuego y ya que se enfríe, forma las croquetas con las manos.
  5. Pasa las bolitas por la harina y el huevo batido. Luego cúbrelas bien con pan molido.
  6. Fríe en aceite caliente hasta que queden doraditas.
  7. Escurre el aceite en papel absorbente y sírvelas acompañadas de tu salsa favorita o de un rico guacamole.

¡A disfrutar!

 

Crema de lentejas con chile guajillo

ImagenesWeb-05

Además de ser súper fácil de preparar, es una deliciosa opción para estos días de frío intenso. ¡Te aseguro que a tu familia le encantará este platillo!

Tiempo de preparación: 45 minutos
Tiempo de cocción: 20 minutos
Rinde: 4 porciones

Ingredientes:

1 taza de lentejas
1/4 de cebolla
1 rama de cilantro
2 chiles guajillo
125 gr. de tocino
1 cda. de aceite
2 tazas de caldo de verduras
1 aguacate
Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Enjuaga las lentejas y remójalas en agua durante toda una noche.
  2. Escúrrelas y colócalas en una cacerola con dos tazas de agua, la cebolla, el cilantro y la sal.
  3. Deja al fuego por unos 35 minutos o hasta que estén cocidas.
  4. Asa los chiles, desvénalos y ponlos a suavizar en agua caliente.
  5. Licúa las lentejas cocidas con el caldo de verduras y los chiles. Luego, pon a sazonar en un sartén y deja cocinar hasta que se haya espesado ligeramente.
  6. Sirve acompañado del tocino frito y picado en cuadritos, así como rebanadas de aguacate.

¡Buen provecho!

¿Alguna vez has escuchado hablar de El Pípila?

3-03

La historia de nuestro país lo menciona como un héroe de la independencia, pues ayudó al Ejército Insurgente de Miguel Hidalgo y Costilla a ganar una de las batallas más importantes.

En realidad, su nombre completo era Juan José de los Reyes Martínez, y era un minero nacido en San Miguel (actualmente conocido como San Miguel de Allende), Guanajuato, que era conocido por ser un hombre mestizo, fuerte y valiente.

Existen dos versiones de por qué sus compañeros mineros lo apodaron “El Pípila”, palabra que se usa en el Bajío para referirse a los guajolotes o pavos. La primera indica que lo llamaban así por las pecas que tenía, que asemejaba al plumaje de dichas aves; la otra versión señala que su risa parecía un graznido.

Cuando comenzó la lucha por la Independencia, Juan José dejó el pueblo minero en el que trabajaba y se unió a las filas del Ejército Insurgente para ir a luchar en la capital de Guanajuato.

Ahí, los insurgentes intentaron tomar la Alhóndiga de Granaditas, un edificio donde se almacenaban granos y semillas para épocas de escasez, pero todos los intentos que hacían parecían ser inútiles. Entonces, Hidalgo entendió que la única manera de entrar ahí sería quemando el portón principal.

“El Pípila”, por ser un hombre fuerte, fue el elegido para hacerlo y, para poder llegar ahí sin recibir disparos, se colocó una gran losa de cantera sobre su espalda y se fue arrastrando pecho tierra. En una mano llevaba una antorcha y en la otra tenía aceite, el cual untó en la puerta y de inmediato puso a arder.

Así, los insurgentes lograron entrar a la Alhóndiga y pelear contra los españoles.

Se dice que, cuando la Guerra de Independencia terminó, el Pípila volvió a su trabajo como minero y que falleció el 25 de julio de 1863, víctima de los gases y el polvo de la mina, que poco a poco fueron deteriorando su salud.

Para honrar su heroica labor, en la ciudad de Guanajuato se edificó una enorme estatua de cantera, he- cha por el escultor Juan Olaguíbel en 1939. Ésta está situada en lo alto de un cerro, por lo que es visitada por muchos turistas para tener una vista panorámica de aquella hermosa ciudad.